• Federico Ayazo

Psicoanálisis


Para José Alejandro Pérez

Mi diván


debería tener ruedas.


Así podría ir

a la universidad


o al trabajo


acostado.


Mientras


me desplazo por la calle


podría leer un libro


o mirar al cielo


con plegarias,


sin sentir la espera


de los semáforos


desesperados,


acostado.


También recibiría clase


la fila de un banco


los regaños


o las malas noticias,


acostado.


Y más aún:


si una chica me guiña el ojo


podría tomarla allí


al instante,


acostado,


en cualquier cuadra


abigarrada de la calle


Envueltos en la nada fúnebre


del sexo fútil,


acostados.


Creo que las gentes me mirarían con envidia,


y uno que otro


trataría de acostarse


en mi diván


para probar Destino,


acostado.


Creo que así


no me cansaría tanto


Haría siempre de muerto


o una voz omnipotente


a mis entrañas;


Podría soñar parado


cuando quisiese,


o mejor todavía,


podría acomodar el diván


mientras duermo


en el sótano de parqueaderos.

Entradas Recientes

Ver todo