• Daniela Taborda Duarte

Palabras escritas con lagrimas

Con en el corazón en las manos y los ojos aguados pido que se detengan, que no sigan masacrando a nuestra gente por el simple hecho de no seguir un régimen que está mal.

Presumo que lo que no es posible transcribir en palabras, como Dios, lo sublime o los duelos, se sirve de ellas como paños curativos -en el caso de los dolores insondables- o como puentes sobre los que poder transitar; la ausencia de verdaderos significantes para nombrar lo que sentimos, o como símbolos de lo innombrable. Las palabras no alcanzan a tocar lo profundo de lo que está pasando con nuestro país o nación, ni siquiera de la maldad o la crueldad que varios medios tienen que tapar, por cubrir las altas cabezas que no saben gobernar.


No sé hasta qué punto o límite de muertes hay que llegar para que el gobierno reaccione y deje de lastimar a su mismo pueblo. La gente se une para protestar, sobre todo aquello que siempre omiten, siempre callan, la otra cara de la moneda. no puede ser que, porque estén en un poder más alto, tengamos que seguir aguantando tanto maltrato y tantas injusticias.


Las palabras no alcanzan a tocar lo profundo de lo que está pasando con nuestro país o nación, ni siquiera de la maldad o la crueldad que varios medios tienen que tapar, por cubrir las altas cabezas que no saben gobernar.

Con en el corazón en las manos y los ojos aguados pido que se detengan, que no sigan masacrando a nuestra gente por el simple hecho de no seguir un régimen que está mal. Se levantan las voces de los que no toleran más los crímenes, el terror diario ante las amenazas y muertes de los que protestan de manera justa; La magnitud del desconsuelo ante tanta masacre.


Nos estamos lastimando los unos a otros simplemente por no compartir los mismos ideales políticos. La gente tiene que despertar y darse cuenta de que con violencia no se soluciona nada, que la violencia solo trae mas violencia y mas dolor para si mismos y sus prójimos, las protestas son un medio para buscar un cambio, no para traer dolor y recuerdos con heridas de sangre.


Tenemos que unirnos de manera pacífica como pueblo y como patria para hacernos oír sin matar o lastimar a alguien. Esto va para todos. Para el policía que abusa de su poder de autoridad, para el joven que aprovecha para romper y dañar los locales por los que la gente ha luchado, para la persona que tira comentarios sin estar informado, para la mujer u hombre que aprovecha la triste situación que estamos pasando para robar.


Ojalá entremos en conciencia, es lo único que tengo por decir.

Entradas Recientes

Ver todo