• Jessica Vargas

Métodos anticonceptivos, lo que a ti te funciona, a mi no


Un método anticonceptivo es aquel que impide o reduce las posibilidades de un embarazo, existen distintas formas, métodos, algunos menos invasivos que otros, algunos más efectivos, pero es importante entender, que cada cuerpo funciona diferente y de esta manera se garantiza la efectividad del método.


Los métodos anticonceptivos son la cosas más machista y patriarcal, si bien las oportunidades de que una mujer quede en embarazo es de dos a cinco días, contando aquellos en que los espermatozoides pudiesen quedar vivos, porque sí, las mujeres podemos quedar embarazadas solamente una vez al mes (hablando de las mujeres que tienen su periodo regular); cosa contraria que ocurre con los hombres quienes pudiesen embarazar todos los días a una mujer diferente, pero así fueron las cosas.


Y mientras tanto, los únicos “métodos anticonceptivos” que tienen los hombres es el condón, pero no sienten lo mismo; la vasectomía, pero muy pocos hombres recurren a eso por no afectar su hombría; y las pastas aún están en pruebas, pero desde ya, muchos hombres se niegan a utilizarla.


Por ahora, sigamos hablando de cómo las mujeres debemos hacerlo de la “mejor” manera posible, sin tener tantos efectos secundarios al interrumpir un proceso que es natural. Creo que, para empezar, es importante la comunicación entre padres e hijos, para nadie es un secreto que el promedio de edad de inicio de las relaciones sexuales en Colombia está entre los 14 y 15 años, según el departamento de planeación nacional. Hablar de estos temas a temprana edad es importante para garantizar el efectivo cuidado, no sólo para prevenir embarazos, sino enfermedades de transmisión sexual. En esa medida, debo agradecer que mi mamá en medio de todo siempre trato por lo menos de llevarme con profesionales que sabían del tema.


Dentro de los distintos métodos que existen (intrauterinos, inyección, píldoras, implantes, parches, condones, etc), yo me fui por las pastas debido a que manejan menor cantidad de hormonas al tener que ingerir una pasta diaria al mismo día, lo que me llevaba a una rutina de hacerlo diariamente y no se me podía escapar un día porque sería ineficaz el método. Muchas veces me pasó que se me quedaban las pastas en la casa, cuando viajaba, era terrible. Los efectos los empecé a ver con el tiempo, cambios drásticos en mi estado de animo, inicio de vena varice, cansancio constante, dolores de cabeza y al hablar con mi ginecóloga, me dijo que podía ser un efecto de las pastas anticonceptivas.


Después de eso, creo que me afectó sobre todo ver el cambio en mis piernas, decidí dejar de tomar pastas y empezar a utilizar un aparato que es un monitor de fertilidad, casi que cumple la misma función de las aplicaciones que usamos las mujeres, cabe aclarar que esto realmente funciona en las mujeres a las que su periodo les llega regularmente. Ya llevo cinco meses con el aparato y aún siento que no es momento de dar garantía de su efectividad, al final, creo que no hay método 100% confiable.


Finalmente, según mi experiencia creo que lo más importante es:


  • Comunicación con algún adulto o persona responsable y que sea cercano. Los papás, deberían ser la mejor comunicación.

  • Ir donde un ginecólogo, alguien profesional de la salud que pueda despejar todas las dudas. Sé que ahora existen exámenes para poder determinar que método sería el mejor para cada mujer.

  • No creer en lo que otros digan, ni todo lo que está en internet es cierto.

  • Autoconocimiento: reconocer su propio cuerpo.

  • Entender que una cosa es prevenir un embarazo y otra muy distinta, prevenir enfermedades de transmisión sexual.



Si tienen alguna duda o pregunta pueden consultarme por mi Instagram @jessvargasa2, ojo no soy ninguna profesional, pero les puedo hablar desde mi experiencia, de mujer a mujer.


Entradas Recientes

Ver todo