• Santiago Cárdenas Caballero

La verdad que no nos gusta escuchar

Mi pensamiento político me ha llevado de manera enérgica a ser un gran crítico del Uribismo, pero también intento reconocer sus aciertos cuando es propicio el momento, no ha pasado muchas veces, debo reconocer. En este caso voy a ir en contra de la corriente y voy a intentar orientar un comentario muy polémico de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, en donde aseguró que en Colombia hay demasiadas sociólogas y psicólogas.


Lo sé, parece indefendible tal comentario, los psicólogos y sociólogos son necesarios en este país hundido por el conflicto y en busca de una paz duradera, y así como el comunicado del Colegio de psicólogos en donde le responden a la vicepresidenta tajantemente que “la psicología es una profesión que no se puede descalificar a partir del número de graduados” (COLPSIC, 2020) No podemos menospreciar el aporte de la psicología al país, Colombia es un país con gran necesidad de atención psicológica, la salud mental no se puede subestimar.


Pero ese no és el debate, queriendo intentar descifrar lo que realmente quería decir la vicepresidenta, es que en Colombia la mayoría de los profesionales estudiaron carreras basadas en las ciencias sociales o en Humanidades sin amar estas carreras.


Parece contradictorio que de mi parte haga esta crítica ya que soy Internacionalista y mi papá es Psicólogo, pero no puedo ocultar que en Colombia la gente estudia esto simplemente porque quiere ser profesional en una carrera que no le exija matemáticas.


Nos rajamos en las demás áreas, basta con ver que en las Pruebas PISA del 2019 “Colombia cuenta con peor calificación entre los distintos países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico)” (Portafolio.co, 2019)


Yo creo que el debate no es descalificar las áreas de estudio, todas son importantes para el país. Pero seamos realistas algunos profesionales estudiaron estos pregrados por huir de las ciencias exactas.


Referecicas:

Entradas Recientes

Ver todo