• Bladimir Martínez Largacha

Contra Crónica

No tildo de show la medida de aseguramiento impuesta al señor Uribe,  porque los jueces lo pueden hacer, están dentro el marco de la legalidad y dejan de precedente que la justicia es retributiva y llevan la senda de la "última ratio". Bien decía Beccaria "la justicia en manos de los jueces es sinónimo de fortaleza y poder", y es a eso lo que ha apuntado la corte suprema de justicia, dejando imperar su institucionalidad: jerarquía y división de poderes. Que lo político quedé aún lado y no se hable de polarización o persecución en contra del gran patriota. De ser inocente nada pasó, en cambio, de ser culpable que asuma sus responsabilidades. 


Estamos frente a un Estado social de Derecho con unas garantías que no se le podrán desconocer al hoy senador Uribe, pero tampoco se podrá nunca discutir la legalidad en la que ha actuado la corte al imponer medida provisional de aseguramiento para evitar que el presunto autor de ciertas conductas evada la ley. 


Justicia es lo que han clamado las víctimas del conflicto durante años, y es la justicia la que hoy piden los que han podido transformar a Colombia de una u otra forma.


Entradas Recientes

Ver todo