Diego Bolaño

Diego Bolaño.jpeg

Tuve la fortuna de nacer en un pueblito a orillas del Mar Caribe al que llaman Ciénaga Magdalena, y el privilegio de formarme como profesional en la capital del país. Consciente del poder transformador de la educación y de la importancia de eliminar la desigualdad social, me he entregado a la defensa acérrima de los derechos humanos y al ejercicio de la acción colectiva. Los únicos dogmas que quiero mantener en mi vida son que pensar diferente no nos hace enemigos, y que el discurso se legitima a diario, a punta de coherencia.

 

Soy un conjunto de pensamientos, experiencias, sentimientos, acciones, creencias y algunas otras cosas que se encuentran aglutinadas en un pedazo de masa corporal a la que le dieron derechos y le exigen deberes. Soy amante del mar, de los atardeceres, del café y del vino. Me encantan los debates y discusiones basadas en el respeto. Creo que eso es lo que me define. También hay otras cosas que no deberían definirme pero que la sociedad cree que sí; así que, en un acto de resignación, también las mencionaré: tengo un título de Abogado de la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano y actualmente trabajo como asesor jurídico de la presidencia de una corporación pública.

  • Twitter
  • Instagram